Puertas de seguridad blindadas y acorazadas: ¿Qué son y qué las diferencia?

SeguridadSeguridad Física

Escrito por:

Las puertas de seguridad blindadas y acorazadas son, hoy en día, los sistemas de protección más utilizados por hogares, negocio y empresas que recurren a la seguridad física.

La entrada principal es siempre el punto más vulnerable del hogar, negocio o empresa, por lo que reforzarla para prevenir robos o vulnerabilidades resulta fundamental.

Por eso, a continuación se explica en qué consisten las puertas de seguridad blindadas y acorazadas y cuáles son sus principales características.

¿Qué son las puertas de seguridad blindadas?

Las puertas de seguridad blindadas están hechas de madera y de lámina de acero encolada, esta última es adherida durante el proceso de fabricación y cuenta con un espesor que varía entre los 0,8 y 1,2 milímetros.

Por lo general, las puertas de seguridad blindadas se utilizan en oficinas y negocios, y están compuestas de:

  • Una cerradura: los especialistas aconsejan instalar una cerradura con doble escudo de seguridad
  • Llaves fabricadas para puertas especificas.
  • Planchas de acero llamadas perfiles, que se colocan en el interior de la puerta.
  • Materiales incombustibles, con el objetivo de impedir el paso del fuego, calor y gases.
  • Bloqueo por los cuatro lados, cuyas barras de acero se mueven hacia el techo, hacia abajo, hacia las bisagras y hacia las cerraduras.

¿Qué son las puertas de seguridad acorazadas?

A diferencias de las puertas de seguridad blindadas, las acorazadas están construidas de acero y hormigones especiales.

Además, cuentan con un armazón que está compuesto por una plancha que oscila entre los 1.5 y 2 mm de espesor, como también aleaciones y rigidizadores, elementos que se colocan en el interior y en el exterior de la puerta para fortalecer las chapas de acero.

Normalmente, las puertas de seguridad acorazadas se utilizan como sistemas de protección para establecimientos públicos y lugares donde se desarrollan eventos importantes.

Este tipo de puertas como sistema de protección, se componen de:

  • Mecanismos de cierre; una vez activado, el mismo se cierra en dirección frontal, lateral, inferior y superior.
  • Cerradura: existen las cerraduras electrónicas y de combinación de discos, y la elección de una u otra dependerá del tipo de lugar a proteger.
  • Bisagra, cuyo objetivo es evitar las aperturas forzosas por medio de palancas.
  • Cerco y anclajes, los cuales están hechos de acero.

Puertas de seguridad blindadas y acorazadas: ¿cuál elegir?

En principio, es posible afirmar que las puertas acorazadas son más resistentes que las puertas de seguridad blindadas, dado que cuentan con un mayor grosor y está hecha de materiales más fuertes.

No obstante, elegir una puerta de seguridad como sistema de protección requiere de un trabajo más personalizado, y que excede, entre otros factores, los estéticos o monetarios.

Una puerta de seguridad siempre deberá transmitir seguridad, confort y tranquilidad.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *