Los sistemas contra incendios: Diferencias entre detección y extinción

Los sistemas contra incendios son ampliamente utilizados en comercios, empresas y negocios, y en menor medida en hogares.

Cumplen con la misma función que un sistema de alarma para casas pero, en vez de prevenir y alertar robos, estos se ocupan de detectar la presencia de humo y/o fuego.

Cuando uno busca información sobre los sistemas contra incendios, normalmente se encuentra con que existen sistemas de detección y extinción.

A la hora de adquirir uno para el hogar, comercio o empresa pueden surgir confusiones sobre cuál elegir y por qué.

Por eso, acá te contamos en qué consisten los sistemas contra incendios de detección y extinción, y qué diferencias hay entre ellos.

Sistemas contra incendios

Sistema de detección contra incendios

En este sistema se incluyen todo tipo de sensores capaces de detectar cualquier riesgo de incendio.

Por ejemplo sensores de detección de humo por aspiración que se basan en el análisis del aire aspirado de la zona protegida  a través de una red de tuberías.

Este sistema resulta ideal para proteger aquellos lugares donde los detectores de humo convencionales son difíciles de instalar o mantener, como interior de maquinarias.

Por otro lado, y como recién mencionamos, podemos acudir a sensores de humo convencionales, que suelen colocarse en paredes o techos y emiten una seña acústica cuando detectan a presencia de humo en el aire.

También, y por qué no, podemos mencionar a las cámaras de seguridad como parte de un sistema de detección contra incendio, ya que estás podrán vigilar en tiempo real cualquier zona del hogar, negocio o empresa.

Eso sí, para hacer un uso efectivo de las cámaras de seguridad como parte de los sistemas contra incendios necesitaremos un guardia que esté vigilando y monitoreando, o bien nosotros desde alguna de las aplicaciones de seguridad móvil.

Sistemas de extinción contra incendios

Como dice la palabra “extinción”, este sistema contra incendios se encarga de extinguir el fuego una vez que ya está en proceso.

Existen sistemas de extinción por agua, espuma, gases y por polvo seco; todos ellos enfocados en apagar el fuego.

¿Diferencias entre ellos?

La diferencia entre ellos es clara; mientras uno detecta la posibilidad de un incendio, el otro se ocupa de extinguirlo cuando ya se inició, con el objetivo de evitar su propagación.

Cuando se busca instalar un sistema contra incendios, lo ideal sería contar con ambos sistemas; de esa manera aseguraremos una protección más integral en caso de incedios.

Podría interesarte: ¿Por que puede fallar un sistema contra incendios y cómo evitarlo?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *